¿Operar en bolsa de valores? Conoce cómo se negocia

Son muchos los inversores que no saben que es una orden para operar en bolsa de valores y menos que existen una amplia variedad de tipos. Para ejecutar una compra – venta, el bróker siempre debe realizar una orden bursátil. Pero…¿Cómo se lleva a cabo la negociación de una orden para operar en bolsa?. 

En el presente artículo, le daremos a conocer al lector, no solamente como se hace, sino además cuáles son sus tipos. Le invitamos a seguir leyendo.

operar en bolsa de valores
Cuando se lanza una orden para operar en bolsa de valores, sea esta de compra o de venta, esta se ejecuta sin especificar su precio.

¿Qué viene siendo una orden para operar en bolsa de valores y cuál es su objetivo?

Una orden para operar en bolsa es el formar encargo que se hace a un bróker o agente mediador para llevar a cabo una operación en el mercado bursátil. O sea, que es el encargado que se hace para comprar o vender una acción o conjunto de estas a precio, tiempo o volumen determinado. 

Su principal objetivo es comprar o vender acciones, pero se pueden conseguir de diversas formas. Para lo cual la orden debe quedar identificada totalmente, debiendo contener los datos siguientes: 

  • Dejar especificado si se trata de una orden de compra o de venta. 
  • Los ETF o valores de la orden. 
  • La cantidad o volumen de participaciones que se pretende negociar. 
  • El precio al que se pretende vender y/o comprar. 
  • Cuál será la manera en que se llevará a cabo esta orden. 
  • El plazo de validez.  La máxima validez es de 90 días calendario. Ya por defecto las órdenes tienen una validez de un día. 

¿Cómo es la negociación de una orden?

Son diversas las formas que hay para negociar una orden para operar en bolsa de valores, atendiendo su prioridad. Por ejemplo, las órdenes de compra o propuestas de entrada tienden a priorizar primero por el precio y luego por el tiempo. 

  • El precio: una orden de compra para operar en bolsa debe ser ordenada de mayor a menor. Entre tanto, la orden de venta debe ser ordenada de menor a mayor. 
  • Si llegase a ocurrir que coincidieran en precio, deben ser ordenadas de acuerdo al orden en que fueron introducidas, o sea, la que haya sido emitida en primer lugar.

Las órdenes de compra – venta a mercado

Cuando se lanza una orden para operar en bolsa, sea esta de compra o de venta, esta se ejecuta sin especificar su precio. Solamente se tiene como referencia el precio que tiende a marcar la bolsa en ese momento, aunque sin embargo, puede haber variaciones. Si dicha orden no llega a ejecutarse al 100% con la primera contrapartida que consiga, esta se seguirá ejecutando a todos los precios que se necesiten hasta que se complete. 

Riesgos de las órdenes a mercado 

El riesgo mayor de esta orden para operar en bolsa, es el no tener control sobre el precio de ejecución. Si se requiere de más de una contrapartida para llevarla a cabo se pueden incrementar las comisiones de dicha operación. Así como en acciones poco líquidas o en esos momentos de alta volatilidad se puede llegar a ejecutar la orden a precios muy diferentes que los que se estén visualizando en el mercado. 

Sus ventajas

Básicamente tiene dos: que su ejecución llega a ser muy rápida y lo que sucede siempre, y tiene prioridad frente al resto de las órdenes. De esta forma, si el inversor tiene urgencia en comprar y/o vender, cuenta con mayor prioridad para que sea ejecutada la orden. Quedando su precio en un segundo plano, lo que resulta una buena opción. 

Las órdenes limitadas

Como su nombre lo indica, estas órdenes tienden a limitar el precio máximo al que se pretende comprar, así como limita el mínimo al que se busca vender. Así mismo, esta solo llega a ejecutarse si el precio resulta ser igual o inferior cuando se trata de una compra o superior e igual si es una venta

En el caso de no llegarse a encontrar una contrapartida al precio, esta no se llega a ejecutar y se guarda, esperando conseguir una que cumpla con lo exigido.

Riesgos de las órdenes limitadas

El principal riesgo que presenta es que no se ejecute y por lo tanto el inversor no pueda comprar ni vender las acciones. En el mercado bursátil español las órdenes para operar en bolsa de valores son guardadas por 90 días. Y una vez se cumple este plazo, si no es ejecutada, esta se elimina. 

Su ventaja

Su principal ventaja es que se tiene la certidumbre del precio que se pagará o recibirá con la compra-venta de acciones.

Las órdenes por lo mejor

Esta orden para operar en bolsa lleva a cabo la operación al mejor precio que esté presente en la contrapartida. Ahora, en caso que la misma no llegue a satisfacer la orden en su totalidad, se ejecuta la parte que cubra. 

Riesgos de las órdenes por lo mejor

El riesgo principal que tiene la orden para operar en bolsa por lo mejor, es que no se llegue a completar la totalidad de la orden. Aun cuando llegue a ser el mejor precio de la contrapartida, este pueda llegar a ser un precio superior al deseado. 

Su ventaja

La principal ventaja de esta orden para operar en bolsa es un mix que permite el poder ejecutar la operación, aunque sea de forma parcial. Esto sabiendo que se tiene un cierto control por el precio que se pagará o el que se recibirá cuando resulta de la venta.

Las órdenes con stop

Esta orden para operar en bolsa viene siendo una variante que se tiende añadir a los tipos anteriormente mencionados. Y su objetivo es añadir un límite en lo que respecta a los beneficios y pérdidas. Con los stop se marca el nivel máximo en los precios que se está dispuesto a asumir en pérdidas y ganancias.

Así cuando el precio llega al mercado las acciones se venden con una orden limitada a ese precio. Así en este caso, cuando se busca poner un límite a las pérdidas se le nombra stop-loss. Ahora, si se busca la materialización de  beneficios a un determinado precio se les llama stop-win o take profit

Los riesgos de las órdenes con stop

El riesgo de esta orden para operar en bolsa es que una vez que ha sido ejecutada, cambie el rumbo de la cotización, no pueden ser reversadas. Así, si se trata de una stop-loss y se ejecuta, y justo después el precio llega a girar, comienza a subir se tiene un coste de oportunidad bastante grande. Al igual que sucede en el caso de que se ejecute un stop-win y luego el precio continúa creciendo durante un período de tiempo largo.

Su ventaja

La ventaja de esta orden para operar en bolsa de valores es que se tiene la seguridad de un beneficio o una pérdida máxima, sin importar lo que pase con la cotización. Ahora si después no se llega a dichos puntos estas no se ejecutan, pero se sabe que no se pasará de niveles determinados de pérdidas o de beneficios.