¿Cómo es el funcionamiento del trading online?

En la actualidad el trading online ha venido ganando cada día más importancia. Es así como los traders pueden comprar y vender una gran variedad de productos financieros con tan solo hacer clic. Son muchas las personas que hoy en día están interesadas en el funcionamiento del trading online.

Es por ello que este artículo tiene la finalidad de explicar de qué trata el trading online y como tiende a funcionar. Vale mencionar que este nos ofrece una gama de oportunidades, pero para saber sacarles el provecho necesario se debe conocer el funcionamiento del trading online. Le invitamos a seguir leyendo.

funcionamiento del trading online
¿Cómo es el funcionamiento del trading online?

El trading online

Comprar y vender activos financieros, se ha convertido hoy día en una de las profesiones con mayor crecimiento. Esto se debe en gran medida al avance enorme que han tenido las tecnologías de la información. Es por este motivo que actualmente se habla de trading online, ya que las operaciones comerciales se llevan a cabo a través de internet.

Es así como, el trading online consiste en la compra – venta de instrumentos financieros cotizados en bolsa (acciones, divisas, empresas o materias primas), a través de internet. Utilizando una plataforma que es proporcionada por un bróker y con la finalidad de obtener ganancias económicas. Con la llegada de internet y las nuevas tecnologías, todo aquel que cuente con un ordenador puede hacer trading online.

Es así como, para ser un trader y hacer trading online, únicamente se requiere cumplir con cuatro requisitos. Siendo estos: tener un ordenador con conexión a internet, contratar un bróker, tener capital y tener ciertos conocimientos del mercado bursátil y del funcionamiento del trading online.

Funcionamiento del trading online y como obtener beneficios

Para llevar a cabo trading online lo primero que debemos tener presente, que los productos a negociar son instrumentos financieros. Es así como, necesitamos de una bróker, quien nos proporcionará todo lo necesario para operar cuando contratamos sus servicios. Él será quien nos proporcione la plataforma de trading. Esta la usaremos para la toma de decisiones de trading y hacer la solicitud al bróker de las operaciones que deseamos ejecutar.

Como ya hemos mencionado, hoy día, cualquier persona interesada puede llegar a convertirse en trader y comprar y vender instrumentos financieros con solamente hacer un clic. Solamente debe tener los conocimientos básicos sobre el funcionamiento del trading online.

Los mercados financieros son completamente accesibles mediante el internet, para especular en ellos buscando aprovechar los cambios de los precios. Para de esta forma ganar dinero entre el momento de la compra y la venta.

Los mercados bursátiles para hacer trading, son muy variados y estos pueden ir desde los índices bursátiles, hasta los bonos y divisas. Llegando a pasar por los ETFs, materias primas, warrants, índices y derivados. Aparte que los traders tienen la oportunidad de poder operar en diversos mercados al mismo tiempo.

Las decisiones tomadas por los traders en la compra – venta de instrumentos financieros, se llevan a cabo en la plataforma de trading. Dichas decisiones son enviadas de forma directa e instantánea al bróker. Y es este el motivo por el cuál, se recomienda trabajar con un bróker que esté bien regulado y nos de su ayuda en todo momento.

La plataforma de trading es la que permite que el trader tome una posición directa en el mercado bursátil, para poder llevar a cabo su estrategia de trading. Cabe señalar que existen plataformas de trading gratuitas, que no solamente nos permiten operar. Sino que, además, nos dan la opción de añadir y usar indicadores, asesores expertos y seguir las noticias económicas, entre otros.

Pasos básicos para comenzar

Existen una serie de pasos básicos que deben seguirse para conocer el funcionamiento del trading online y llevarlo a cabo. Lo primero es conocer como funcionan los mercados bursátiles y analizarlos, para conseguir el más adecuado. Partiendo de allí, tenemos la oportunidad de practicar con una cuenta demo sin tener que arriesgar dinero.

Luego debemos disponer de un bróker regulado por un organismo supervisor y conseguir el tipo de cuenta de trading que llegue a adaptarse a nuestros requerimientos. De igual forma, tenemos que escoger el apalancamiento correcto en base a nuestro perfil. Hecho esto, ya podremos ingresar en la cuenta de trading los fondos que nos podemos permitir perder.

Para poder abrir una cuenta con un bróker online, solamente tenemos que acceder a su web, completar el formulario y remitir la documentación necesaria. Así acreditamos nuestra identidad, el domicilio y la titularidad del medio de pago elegido.

Estilos de actividad

Una vez que se conoce el funcionamiento del trading online, el trader puede adoptar una variedad de estilos de trading online. Los más comunes son:

  • Scalping: es un trading bastante agresivo en donde se llevan a cabo operaciones de compra – venta que tienden a duras unos minutos. Por lo que se requiere un análisis constante del mercado.
  • Day Trading: aquí las operaciones de compra – venta, pueden durar horas, pero no más de un día.
  • Swing Trading: en este las operaciones son mucho más largar y pueden durar días y hasta semanas. Es por ello que se debe analizar el mercado a profundidad para tomar las decisiones mucho mejor.
  • Position Trading: aquí se trata de captar tendencias grandes en el mercado. Llegando a mantener firmes las operaciones para ir ajustándolas de acuerdo a la evolución que tengan.

Para comenzar a hacer trading online, no es necesario tener un gran capital inicial. De hecho, puede comenzarse con una cuenta demo, un simulador que nos puede proporcionar el bróker. Con este podemos llevar a cabo pruebas en las operaciones de compra – venta de los activos financieros.

Una vez conocido en funcionamiento del trading online, debe tenerse en consideración que con esta actividad los beneficios y el dinero llegan con el tiempo. Por esto hay que armarse de paciencia y ser conscientes de que todas las operaciones conllevan un riesgo.

La clave de todo es llevar a cabo un trading disciplinado y de calidad donde la psicología y el control de las emociones suelen jugar un papel fundamental.